SANTÉ KEFIR, EQUILIBRANDO TU VIDA

Los probióticos son bacterias beneficiosas que viven en el intestino y mejoran la salud general del organismo, trayendo beneficios como facilitar la digestión y la absorción de nutrientes, y fortalecer el sistema inmunológico. Se pueden encontrar en alimentos fermentados como yogurt, kefir, kombucha, etc. Así como en suplementos en forma de cápsulas, entre otros.

 

Se usan para diferentes propósitos, como:

  • Combatir y prevenir enfermedades intestinales
  • Mejorar la digestión
  • Combatir el estreñimiento y la diarrea
  • Aumentar la absorción de nutrientes
  • Fortalecer el sistema inmunológico
  • Impedir la proliferación de bacterias malas
  • entre otros

La dosis depende del tipo de producto que escojas, en el caso de Kefir Santé, la dosis es de 30 ml. diarios, para observar cambios favorables en el organismo, así como bienestar general.

¿Son los probióticos populares?

Según estudios en el 2012 en los E.U.A. se mostraba que alrededor de 4 millones de adultos consumían probióticos ó prebióticos con regularidad y que incluso los prebióticos fueron el tercer suplemento dietético más utilizado, además de las vitaminas y los minerales.

A partir de la necesidad de cuidarnos y mejorar nuestra calidad de vida, han tomado más auge que antes, siendo también más fáciles de encontrar y sobre todo, con mucha variedad, para todos los gustos.

Los prebióticos son fibras vegetales especializadas. Se encuentran en muchas frutas y verduras, especialmente en aquellas que contienen carbohidratos complejos, como la fibra y el almidón resistente y alimentos como el trigo, cebada, centeno, avena, plátano, cebolla, espárragos, miel, ajo. Así como en Santé Kefir.

Los prebióticos sirven como nutrientes para los probióticos. Generalmente, estas sustancias actúan con más frecuencia en el intestino grueso, aunque pueden también actuar sobre los microorganismos del intestino delgado.

¿En qué benefician?

  • Aumento de las bifidobacterias en el colon
  • Aumento de la absorción de calcio, hierro, fósforo y magnesio
  • Aumento del volumen de las heces y de la frecuencia de las evacuaciones
  • Reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre
  • entre otros

También se pueden ingerir prebióticos a través de suplementos alimentarios que, generalmente, están asociados a probióticos y puedes encontrarlos en farmacias.

Lo que sí es cierto, es que la microbiota intestinal juega un papel muy importante en la salud e incluso puede afectar el estado de ánimo y comportamiento de las personas, por ello se recomienda mantenerla equilibrada, mediante un consumo adecuado de probióticos y sobre todo, teniendo una excelente alimentación.