SANTÉ KEFIR, EQUILIBRANDO TU VIDA

Hay todo un ecosistema diversificado y repleto de vida en nuestro intestino, y estos microorganismos, las bacterias beneficiosas, en una persona sana, superan a las que provocan padecimientos, sin embargo, cuando las bacterias nocivas son más que las buenas, se presenta un desequilibrio el cual se manifiesta en enfermedades.

¿Cómo sé si tengo un desequilibrio? Hay algunos síntomas que pueden revelarlo:

  • Diarrea frecuente
  • Cólicos intestinales
  • Estreñimiento
  • Eructos
  • Hinchazón abdominal

Los problemas intestinales son un enemigo silencioso, que no vemos, pero vaya que sentimos, todas las personas hemos padecido en algún momento de nuestra vida un dolor causado por males intestinales y son realmente molestos, incómodos y que casi siempre, mantenemos en privado.

Ahora bien, no todo está perdido, hay cosas que se pueden hacer al respecto, cambios en nuestros hábitos, en hacer ejercicio y sobre todo en la alimentación, es importante que vayamos entendiendo esas señales que nos manda nuestro cuerpo y le ayudemos.

Para mantener una microbiota sana, lo mejor es comer variado, de todo un poco, preferiblemente alimentos de origen vegetal. Los alimentos probióticos como el kefir, yogurt, aceitunas, etc. son una excelente opción. Incluirlos en nuestra alimentación contribuye al buen mantenimiento del equilibrio intestinal.  

Por otra parte, los prebióticos son igualmente importantes, pues nutren a los probióticos, se trata esencialmente de fibra, la cual podemos encontrar en algunos alimentos vegetales como el ajo, la cebolla, la achicoria (lechuga escarola), los plátanos o los espárragos.

kefir-bebida

En cuanto al tema de los hábitos, el mantener una actividad física también es recomendable e importante para la salud en general, ni se diga del beneficio al intestino pues promueve su funcionamiento óptimo, hay de hecho estudios que apuntan que

 practicar ejercicio mejora la microbiota intestinal, según la Universidad de Granada (UGR). Así que es un excelente motivo para tener siempre los tenis listos y salir a hacer deporte, cualquiera que podamos realizar.

Nuestra salud, nuestra calidad de vida, depende de ello.